Uncategorized

Dieta a base de plantas

En este post os presento 5 tips para empezar una dieta a base de plantas o para aquellos que quieran incorporar más verde a su dieta.

No solo obtendremos más proteínas, hierro, fibra y vitaminas esenciales para nuestra salud sino que reduciremos la cantidad de grasas saturadas que consumimos y, de paso, ayudamos al medioambiente en el proceso.

Sin embargo, siempre hay que recordar que todo es un proceso y que cada cosa afectará de forma distinta a cada persona. Algo que funciona para uno, puede no funcionar para otro y es totalmente normal.

Sandra Lim, chef certificada, nos da unos consejos de oro para cualquier persona que quiera empezar una dieta a base de plantas. Sin prisa pero sin pausa, esta transición puede que sea lo que tu cuerpo necesite este año

 

1. Intercambia alimentos

Empieza por cambiar alimentos en algunos de tus platos. Es tan simple como cambiar la leche por leche de almendras, leche de coco o cualquier variación que nos guste más.

2. Añade más legumbres y verduras a tus plantos

Al hacer esto, nos sentiremos más llenos y tendremos menos ganas de comer carne o alimentos procesados.

3. Añade a tu dieta muchos snacks o refrigerios saludables, mínimamente procesador, a base de plantas

Tan simple como comer unos cacahuetes o nueces en vez de chocolate o patatas. Aunque si queremos más variedad siempre tenemos como opción las barritas de proteínas y cereales o hacer nuestras propias recetas, hay muchos libros de cocina y blogs con recetas maravillosas.

De hecho, podéis echar un vistazo a mi post 10 aperitivos para perder peso

4. Empieza el día con un desayuno a base de plantas

Ya sabemos que el desayuno es la comida más importante del día ya que nos aporta la energía necesaria para comenzar el día bien.

Hace poco, cambié mi desayuno de cereales con leche por un bol de yogur griego con fresas, arándanos y frutos secos. No sabéis qué cambio. Me siento con mucha más energía en general cuando antes estaba exhausta incluso recién levantada.

Seguramente es porque no estaba consumiendo las vitaminas necesarias para una dieta equilibrada y saludable. Haciendo estos pequeños cambios están ayudando bastante (he de decir que no llevo una dieta a base de plantas completa pero sí que lo incorporo bastante, es un proceso no una carrera)

5. Presta atención a como te sientes

Antes de empezar una dieta a base de plantas creo que debemos prestar mucha atención a nuestro cuerpo y lo que nos está pidiendo.

Hay que recordar que recordar que los cambios cuestan y nuestro cuerpo necesita tiempo para ajustarse a ellos. Si en cualquier momento sentimos que una dieta a base de plantas no nos está sentando bien. Siempre podemos cambiarlo y hacer como yo, que lo incorporo bastante a mi dieta pero no lo hago 100%.

También recomiendo consultarlo con tu médico o un dietista, pues ellos son los expertos y siempre nos recomendarán lo mejor para nosotros como individuos.

Si estáis considerando empezar una dieta a base de plantas os recomiendo el libro El secreto de la vida a base de plantas, escrito por Robi Draco Rosa y Nena Niessen y que podéis encontrar en Amazon.

 

Además, Moon Juice es una tienda online estadounidense que vende de forma internacional y, aunque los gastos de envío pueden ser bastante caros, tienen muy buenas recetas que podrían servir de inspiración en esta transición hacia una vida más saludable con una dieta a base de plantas. 

Y vosotros, ¿vais a cambiar a una dieta a base de plantas?

 

¡Únete a la familia!

Una chica realizando el viaje de su vida hacia una vida saludable y llena de bienestar.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *